Ambigüedad pictográfica

“El 6 y el 4, la cara de tu retrato”..Todos conocemos ejemplos de ambigüedad en las imágenes o, en algunos casos y mejor expresado, ambivalencia. Se trata de dibujos que en su trazado y dependiendo de como se miren pueden contener una o más imágenes, normalmente dos.
Este dibujo se titula “Mi Mujer y Mi Suegra” y resulta un buen ejemplo de esta ambiguedad de las imágenes. Fue publicada por el dibujante W.E. Hill en 1915. Incluso psicólogos experimentados pueden encontrar difícil este juego visual.

AVISO: El visionado de estas imágenes podría hacer sentirse mal a determinadas personas.
ADVICE: These images might make observers feel sick.

ambigüedad pictográfica
Ilusión Óptica – Ambigüedad pictográfica

Una pista, la barbilla de la joven se transforma en la nariz de la anciana. ¿Ahora mejor?

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *