El origen de la vida en la tierra cuestionado por un descubrimiento

Vida antes de la vida

 

Un reciente hallazgo en el cinturón de Nuvvuagittuq (Canadá) podría hacer tambalear las dataciones actuales sobre el origen de la vida en la tierra, que podría haberse originado, al menos, 300 millones de años de lo que se pensaba hasta ahora.

Una constante de la arqueología es el constante recálcalo de la aparición del primer primate, o de las primeras civilizaciones que habitaron nuestro planeta. Cuando por fin pensamos que no podrá llegar un nuevo descubrimiento que contradiga totalmente al anterior, éste acontece, nos asombra y nos obliga a replantearnos todo lo que suponíamos sobre la materia. Es fascinante y nos obliga a un ejercicio continuo de humildad.

Ahora le ha tocado a algo que pensábamos mucho más inamovible: el origen de los seres vivos sobre la Tierra. Y lo pensábamos porque lo situábamos como mucho en un marco temporal en el que existiesen unas condiciones medianamente aceptables para el florecimiento de la vida, una ventana de oportunidad no tan hostil como los primeros días de nuestro planeta. Todo esto puede cambiar.

Un descubrimiento sorprendente sobre los seres vivos

Según publica la revista Nature , restos encontrados en la Bahía de Hudson , en Canadá podrían datar el inicio de la vida sobre la tierra al menos 300 millones años antes de lo que la ciencia suponía.

Unos filamentos microscópicos que parecen ser restos de microorganismos, llevarían las estimaciones del origen de la vida terrestre a aproximadamente 4.300 millones de años.

imagen filamentos microcóspicos
Filamentos encontrados en Canadá

Esto sería revolucionario ya que esa época nos situaría en una Tierra recién formada, cuando las placas tectónicas aún no ejercían su poder constructor y los mares y océanos acababan de tener entidad propia. Nuestra luna para aquel entonces acabaría de formarse tras la supuesta colisión de un cuerpo celeste del tamaño de Marte con nuestro planeta.

Vivimos tiempos apasionantes para el avance de la ciencia y del conocimiento de nuestra propia historia como habitantes de este maravilloso universo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *